Por: Katherine Londoño Posada

El desarrollo sostenible es un término nuevo, solo lleva 32 años y hace referencia a satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones” expresó a los asistentes Asleth Ortega, actual miembro de la Junta Directiva de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico C.R.A, quien ofreció el pasado 29 de mayo como adelanto a la celebración mundial del medio ambiente en UniReformada, una conferencia sobre “Los compromisos y proyectos de la CRA para la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible en el Departamento del Atlántico”.  

Ortega inició su conferencia citando el Informe Brundtland o “Nuestro futuro común” primer informe que se hizo para contrastar la postura de desarrollo económico junto con el de sostenibilidad ambiental o desarrollo sustentable en el mundo, realizado por la ex-primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland y aprobado por la asamblea general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en 1987. También citó a diferentes autores como Guillermo Torres, Aldo Leopold, Enrique Leff, que contribuyeron de manera teórica a la conservación del ambiente.

Estudiantes, docentes e invitados entendieron a través de los diferentes proyectos que está realizando la CRA en el Atlántico (cohesión con el plan nacional de desarrollo a cargo de Departamento Nacional de Planeación – DNP) que la sostenibilidad es el equilibrio entre desarrollo y lo natural, lo que implica mantener de manera indefinida los recursos naturales que en todo caso nos proveen de la materia prima para los avances (tecnológicos, económicos, industriales, etc) que hacen posible nuestra calidad de vida. En el Atlántico se viene trabajando en infraestructura para el bienestar de los atlanticenses. Uno de los casos fue la canalización del arroyo El Salao en el municipio de Soledad, que por muchos años hizo a la comunidad aledaña víctima de inundaciones y causó pérdida de enseres. Otro caso es el muro de contención que se puso para fines similares en el Embalse del Guájaro (corregimiento de La Peña, Sabanalarga), y ferias de productos verdes que lidera esta institución de alcance departamental para promover la economía de familias sin generar impacto negativo en el ambiente. En Barranquilla han llevado a cabo también muchas actividades de educación y aportes económicos para la canalización de arroyos, que ha sido en la historia uno de los principales obstáculos para el desarrollo de la ciudad.

En UniReformada estamos también comprometidos con crecer de la manera más sostenible posible, no solo por el beneficio institucional sino por los que puede representar para la ciudad y el departamento. Para nosotros es motivo de orgullo contar con la presencia de la máxima autoridad ambiental en la región y en general poder ir consolidando nuestras estrategias de cuidado ambiental en Barranquilla. Entre otras inversiones, estamos por iniciar los estudios de la primera granja solar educativa, que esperamos se consolide durante los próximos meses y, solo en nuestro campus, el mes pasado hicimos una considerable inversión que se ve reflejada en jardines con plantas endémicas del Caribe que hoy seguimos plantando y cuidando con la ayuda de nuestra comunidad.

Así mismo, desde los semilleros de investigaciones se adelantan estudios de gran valor como el de Valeria Ayos, Angelith Torres, Santiago Manotas y Yoelis Muñoz, estudiantes de tercer y cuarto semestre de Ingeniería Ambiental e Ingeniería Biomédica que proponen analizar la problemática, buscar posibles soluciones e identificar variables de afectación en la salud de personas que habitan los barrios Siape, San Salvador y Tres Avemarías, ubicados en la margen izquierda del río Magdalena donde se hallan muelles de empresas exportadoras de carbón que en sus maniobras de cargue y descargue liberan polvillo que afecta tanto a los ecosistemas cercanos como a las personas.

Otra de nuestras medidas significativas de trabajo por el desarrollo sostenible es la membresía a Qonakuy, red de universidades protestantes y evangélicas de Latinoamérica y el Caribe actualmente conformada por 12 instituciones de Nicaragua, República Dominicana, Haití, Guatemala, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica y Panamá, que se han adscrito a la Agenda 2030 de la ONU para comprometerse con los Objetivos para el Desarollo Sostenible – ODS al aunar esfuerzos desde las posibilidades de la academia para contribuir a repensar toda la región desde esta perspectiva en la que se decide el presente considerando sus efectos en el futuro del planeta.

Durante el mes de junio, UniReformada reitera su compromiso con el desarrollo sostenible e invita a toda la comunidad a seguir los contenidos especiales que publicaremos sobre estos temas, así como los eventos para abrir estos espacios de conversación y activismo.

Búsca tu programa a estudiar

Ver todos los programas