Por: Katherine Londoño Posada

Maestro Raúl García interpretando fragmentos del Concierto para Viola en Sol Mayor de Telemman.

El pasado 22 de marzo el maestro Raúl García, violista de renombre nacional y solista de la Orquesta Sinfónica de Colombia, brindó un taller intensivo a estudiantes y profesores que pertenecen a la Orquesta de Cámara UniReformada. Su presencia fue para los asistentes la oportunidad de ser acompañados y guiados por un músico de gran trayectoria, sobre lo que él mismo afirmó: “hay cosas que no se aprenden en el salón de clase, sino en el ejercicio como intérprete”.

La actividad estuvo dividida en dos jornadas. La primera se realizó en la capilla de la institución, donde el maestro escuchó algunas interpretaciones individuales y trabajó con el grupo conceptos básicos como afinación, ritmo y sonido. Además, articulación, movimiento del arco, vibrato e intención; conceptos de base, imprescindibles, que trabajados de manera reiterativa y profunda mejoran considerablemente las habilidades musicales.

Durante el taller, el grupo tocó algunas piezas como el Concierto para Viola en Sol Mayor de Telemman. El maestro Raúl interpretó algunos fragmentos de las partituras e invitó en varias ocasiones a exagerar la interpretación de cada instrumento para que el sonido llenara el espacio y cada músico pudiera escucharse y reconocerse. Fue exigente y respetuoso, y entregó a los estudiantes nuevas visiones sobre el papel de cada artista en un conjunto instrumental.

En la segunda jornada del taller la orquesta interpretó Las Cuatro Piezas Chocoanas del maestro James Schutmaat.

Uno de los más emocionados con este encuentro fue el estudiante William Martínez, quien tuvo la oportunidad de asumir el rol de solista bajo las directrices del reconocido colega. “Las violas en orquesta no brillan, es tú momento de brillar. Piensa como solista”, le dijo García animándolo a sacar todo su potencial.

William calificó el taller como una oportunidad “fantástica”, en especial por el valor que representa para los estudiantes tener contacto con músicos de renombre por fuera de la ciudad e incluso del país. “Él tiene puntos muy claros, que nosotros aún no teníamos”, dijo sonriente.

La segunda puesta en escena se dio en el Paraninfo Manuel Escorcia, acto que contó con la presencia del maestro James Schutmaat, el maestro Boris Suárez y Raúl García; tres expertos sumando en un mismo escenario mientras trabajaban sobre Las Cuatro Piezas Chocoanas, obra de Schutmaat con la cual los estudiantes afinaron también la escucha, en ejercicios que debían identificar la melodía principal de cada instrumento, así como el ritmo a cargo del bajo.

“El maestro James mezcla sus conocimientos y demuestra en esta pieza las estructuras que maneja como compositor junto con los ritmos autóctonos del Pacífico colombiano. En las Cuatro Piezas Chocoanas se aprecia la importancia de la construcción rítmica tan característica de la música colombiana. Pensar la música de instrumentos no convencionales del Chocó en violines, violas, chelos y contrabajo la hacen una pieza muy interesante”, expresó el invitado.

Para Iván Lobo, estudiante de tercer semestre de Música en UniReformada, esta fue una experiencia muy enriquecedora: “aprendí muchas cosas, en especial sobre la proyección del sonido y a pensarnos más como lo requiere una orquesta de cámara.

Estudiantes de la orquesta e integrantes del semillero EMAS compartieron con nuestro invitado especial.

El evento estuvo siempre acompañado por una camarilla de niñas y niños del Semillero de la EMAS, quienes asistieron como parte de los esfuerzos que realiza esta institución por enlazar la experiencia profesional con la de los grupos infantiles, motivando a estos últimos a continuar sus estudios musicales con pasión y disciplina, y a los estudiantes del pregrado a considerar la relevancia de acompañar e inspirar a las nuevas generaciones.

Tras las palabras de agradecimiento de la coordinadora del programa, Andrea Trujillo, cerramos con fuertes aplausos.

Búsca tu programa a estudiar

Ver todos los programas