Por: Katherine Londoño Posada

Lorena Bolívar representante de la Secretaria Distrital de Educación dirigiéndose a los asistentes y demás panelistas.

 

Ya lo hemos mencionando: en UniReformada estamos comprometidos con crecer de la manera más sostenible posible, no solo por el beneficio institucional sino por los que puede representar para la región Caribe y la ciudad de Barranquilla, que se encuentra en un innegable momento de prosperidad. Por eso hemos estado consolidando alianzas regionales y adelantando campañas institucionales que nos ayuden a juntar las manos necesarias para hacerlo en grande. Uno de estos momentos cruciales se dio el pasado 7 de junio cuando dimos bienvenida a diferentes entidades departamentales para hablar de normativas, educación ambiental, experiencias de gestión y exponer interrogantes que se presentan alrededor de los plásticos de un solo uso y las diferentes alternativas que ya se están desarrollando en pro de la calidad de vida.

Funcionarios de Barranquilla Verde, Secretaría de Agua Potable de la Gobernación del Atlántico, Agencia Distrital de Infraestructura ADI, Secretaría Distrital de Educación, concejales, ingenieros, líderes sociales y docentes compartieron una jornada de tres horas para mostrar sus avances de gestión a los asistentes; entre estos estudiantes UniReformada y del Colegio Americano, recicladores de la ciudad de Barranquilla muchos de ellos migrantes venezolanos.

Los panelistas, quienes se centraron en la problemática sobre los plásticos de un solo uso, explicaron el asunto en contexto y señalaron las implicaciones socioeconómicas de gestionar estos residuos que duran más haciéndose que usándose y más mucho más degradándose en los rellenos sanitarios a los que son destinados, pues en Barranquilla específicamente no hay todavía procesos completos que dispongan de estos plásticos para aumentar su vida útil.

Bolsas de compra, paquetes de frituras, empaques de productos electrónicos, vasos y cubiertos desechables, pajillas y asas para el café, entre otros elementos que (como su nombre lo indica) se usan una sola vez para entonces ser desechados, fueron el centro de estas disertaciones en las que se hizo claro que si bien al plástico, derivado del petróleo, se le pueden buscar siempre alternativas de reúso, el mundo entero está viendo los estragos de haberlo elegido por encima de todas las opciones de materiales, insertándolo de tal manera en nuestros hábitos de consumo, sin haber considerado el impacto a largo plazo.

En Barranquilla, por ejemplo, estos plásticos no son atractivos para los recicladores que se dedican a tomar lo aprovechable de las basuras de los ciudadanos para venderlo en los puntos de recolección, porque estos no los compran. Por el contrario, el paradero de todas esas alarmantes cantidades de desechos (que en la vida cotidiana podemos constatar usamos todos sin discriminación) son las fuentes hídricas o (en el menos malo de los casos) el relleno sanitario del departamento del Atlántico, que actualmente es Los Pocitos y lleva ya 10 de uso, estimándosele solo 25 más de utilidad.

 

Estudiantes del Colegio Americano, representantes de la UniReformada y las unidades de recicladores cerrando el acuerdo con Yo reciclo y Tú, propuesta que pretende establecer Récord Guiness en recolección de botellas plásticas.

Ante la incertidumbre que produce la evidente contaminación de nuestros mares y ríos, así como la insostenibilidad de nuestros sistemas de rellenos sanitarios, el tema del momento es la Economía Circular, que en la charla en UniReformada fue asunto central.  La Economía Circular propone la reducción del uso de los recursos naturales al reciclar los bienes usados, limitar los desechos, cambiar los combustibles fósiles por energías renovables, entre otras medidas que se centran en la actualización de los sistemas económicos en relación con su impacto ambiental, y no de los elementos de esos sistemas por separado.

En el Atlántico la cosa va también a su propio paso. Una de las medidas que ya se están implementando la expuso Fabián Jiménez Sánchez, funcionario público de la Secretaría de Agua Potable y Saneamiento Básico de la Gobernación del Atlántico, contando que en la parte costera y turística entre Puerto Colombia, Tubará, Juan de Acosta, Piojó y Luruaco se hace un trabajo de reciclaje orgánico e inorgánico que permite segregar los materiales y está cambiando la cultura de los municipios al enseñar a los habitantes a reciclar. Así también desde la Secretaría de Educación del Distrito muchos niños y adolescentes se suman al proyecto Reciclar es mi Cuento donde participan activamente como recicladores y acceden a charlas de educación ambiental.  El EPA – Establecimiento Público Ambiental Barranquilla Verde, por su parte, organiza a recicladores o recuperadores como líderes de microempresas para que puedan acceder a más materia aprovechable haciendo convenios con entidades públicas y privadas.

En representación de UniReformada el profesor Rafael Oyaga Martínez habló sobre la importancia de unificar los esfuerzos de cada uno de los entes participativos: “La norma es importante, pero no sirve de nada si no se trabaja de manera interdiciplinar”.

Para la Corporación Universitaria Reformada es muy importante convocar estas sesiones y congregar a quienes pueden llevar a la realidad los cambios que nuestra región requiere para estar a tono con lo que el mundo necesita. Tenemos la oportunidad de proyectar nuestro crecimiento como ciudad y departamento de la mejor manera.

Durante el mes de junio y julio hemos aceptado participar con la campaña Yo reciclo, ¿y tú? Para batir el récord Guinness de más botellas PET recogidas en 8 horas. Seguiremos informando.

Búsca tu programa a estudiar

Ver todos los programas